Nunca es tarde para un clásico
Análisis

Nunca es tarde para un clásico

Testimonios de gente que, como yo, creían que ciertas ficciones simplemente no fueron hechas para ellos. “No sé andar en bicicleta” y “Nunca vi Harry