Análisis

The Bold Type: adictiva, pegajosa y algo nostálgica

Momentos en la vida de tres chicas. Nada más que eso necesitó para marcar la diferencia y lograr, así, ser un éxito silencioso entre millennials rodeadas de responsabilidades, preocupaciones y un poco de alcohol. 

Por cosas de la vida una vez tuve la oportunidad de leer un libro que nunca salió a la luz porque su autor, argentino, falleció antes de que se publicara. El libro sostenía que todas las ficciones cuentan “siempre la misma historia”, así se trate de un best seller o una saga rodeada de Oscars.

Un personaje que tiene una vida “tranquila” de repente se encuentra ante una situación que rompe su cotidianidad y ahí empieza a desarrollarse. Si uno se pone a pensar, todas las películas, series y libros empiezan así. Menos The Bold Type, y es esa diferencia la que la transforma en una serie adictiva y explica, también, su inminente éxito. 

The Bold Type

Si bien hay un hilo conductor claro, porque los personajes van creciendo a lo largo de la serie así como también la relación entre sí, los capítulos no son más que momentos en la vida de tres chicas de 25 años que viven en Nueva York y hacen, simplemente, cosas de una chica de 25 años que vive en Nueva York.

En el primer capítulo ellas ya se conocen, ya son amigas, ya trabajan y ya lidian con problemas de millennials. No pasa nada extraordinario que justifique el inicio de una apasionante historia, solo eligieron un día para comenzar a contar las vivencias de Jane, Kate y Sutton. Ayer o mañana era lo mismo. 

The Bold Type

Es muy difícil no empatizar con una serie en la que vos misma podrías ser la protagonista. Aunque la influencia de Hollywood está presente, porque no deja de ser un producto y algunos problemas pueden sonar “muy de primer mundo”, no importa que música escuches, cómo te vistas o incluso de qué país seas. Las inseguridades, los corazones rotos y los sueños cumplidos hablan el mismo idioma.

A pesar de ser simple, por momentos puede volverse algo pegajosa porque el cliché en este tipo de series o pelis no puede faltar. Hombres y mujeres bellísimos, ropa nueva todos los días y maquillaje perfecto 8am; vasos de Starbucks, cuerpazos sin dieta ni gimnasio y una fiel amistad que roza la fantasía pueden tornarse un poco vomitivos a lo largo de las cinco temporadas. Y eso, justamente eso, es lo que la transforma también en una obra nostálgica para muchxs.

The Bold Type

The Bold Type es para tu yo de 25 lo que Skins, Pretty Little Liars o 10 razones para odiarte fue para tu adolescencia. Los típicos problemas de adolescente que transcurrían en una escuela hoy pasan dentro de una oficina y los chicos malos se transformaron en hombres algo inofensivos. 

Esta serie, ya despojada de villanos pero rodeada de verdades, está hecha para que remueva tus recuerdos y te haga añorar esos viernes por la noche de pijamas, amigas y golosinas donde los problemas eran pocos pero suficientes como para sentir que el mundo estaba en tu contra y la única salvación era ese maratón que tanto planeaste.

The Bold Type no necesita que le des muchos minutos para que te transporte a esa época. Y tampoco para que te impulse a repetirla, esta vez, porque no, con la primera copa de vino que te sirvas después de responder el último mail de la semana. 

Author Details
Lic. En Periodismo, apasionada por contar buenas historias. Seguime en las redes.

Deja un comentario

instagram default popup image round
Follow Me
502k 100k 3 month ago
Share