Análisis

No lo digo yo, lo dice la Ciencia: las series son como las drogas

Taquicardia, sudor y baja temperatura… todos signos de que estamos yendo por el lado correcto.

Lo quieras creer o no, las series son como las drogas. No lo digo yo sino que lo demostró un estudio realizado por Neuromarketing Labs. La empresa siguió de cerca el comportamiento de 74 personas, de 18 a 47 años, y estudió la actividad cerebral, el pulso, la temperatura corporal, el riego sanguíneo, el nivel hormonal, la frecuencia respiratoria y el movimiento de los ojos.

De esta manera, llegó a conclusiones súper locas sobre lo que le pasa a nuestro cuerpo cuando estamos frente al televisor, tablet, celu o compu: nuestras series favoritas nos pueden generar síntomas físicos de adicción similares al de cualquier droga.

El informe, además, aseguró que cuando nos enganchamos segregamos hormonas con efectos calmantes, por eso no importa cuantas cabezas cortó Loki, no nos va a dar miedo. De hecho, toda persona tiene en su cerebro un punto de masoquismo que explica por qué nos gustan las series con emociones fuertes e intensas, sean buenas o malas.

Otra conclusión CLAVE es que nunca pero NUNCA vamos a odiar una serie. Si no nos gusta, está bien, le somos indiferentes. Ahora, cuando estamos fanatizados podemos hasta tener sensaciones similares a un orgasmo, más si nos focalizamos sobre un personaje o varios en particular. Repito: esto no lo digo yo eh, así lo dijo la ciencia.

Es clave entender que esto no pasa solamente cuando se trata de series llenas de adrenalina, suspenso y terror. Sino que se da en cada persona según sus gustos, sus intereses y obviamente, su pasado y sus experiencias. Por eso, para hacer un poco más light la cosa, también podríamos decir que las series son como enamorarse: porque cuando estamos frente a la pantalla de algo que nos encanta la sudoración se incrementa, los latidos del corazón y la respiración se aceleran y encima, tenemos un orgasmo.

LOS PERSONAJES TAMBIÉN GENERA ADICCIÓN

El informe también tiró que los personajes generan adicción (o enamoramiento, ponele). Aunque es un poco relativo, porque dependió de las series a las que le dieron play las personas que participaron, los elegidos fueron: Sheldon, de The Big Bang Theory, Daryl, de The Walking Dead y Ted Mosby, de How I Met Your Mother.

El personaje encarado por Jim Parsons parece que nos encanta (y sí, tiene hasta su propio spin off). Los datos sostienen que de toooooooodo el elenco, él es el que genera más reacciones emocionales de alto voltaje.

En el caso del papel del Norman Reedus, las conclusiones aseguraron que nos vuelve literalmente LOCOS; al personaje de Josh Radnoro directamente lo definieron como quien genera “terremotos emocionales” en el espectador, como si se tratara de una montaña rusa.

Author Details
Lic. En Periodismo, apasionada por contar buenas historias. Seguime en las redes.

Deja un comentario

instagram default popup image round
Follow Me
502k 100k 3 month ago
Share