Análisis

La Jauría, pero en la vida real

La violencia contra la mujer en Argentina prácticamente no tiene límites. Cada episodio es escalofriante y pareciera que insuperable. Sin embargo, siempre somos sorprendidas por algo más terrorífico que nos hace perder la cabeza, nos atemoriza y nos quita la esperanza.

El otro día, laburando, me encontré con algo horrible: un grupo de alumnos de secundaria que planeó violar a una compañera, arrancarle las uñas una por una, matarla y tirar el cuerpo en una zanja.

La idea la propuso uno de los pibes en un chat de Whatsapp y rápidamente, entre insultos y descalificaciones hacia ella, todos dijeron que sí. Afortunadamente, y antes de que ocurra una tragedia, las capturas de pantalla llegaron a la joven y presentó una denuncia formal.

“L”, como se identifica a la víctima, ahora tiene miedo de ir al colegio. Porque claro, nadie se hizo cargo de lo que pasó, tomaron su reclamo para chiste, como siempre pasa. La única medida será cambiar de curso quienes la amenazaron. “L” cuenta solo con el apoyo de su familia y de sus compañeras, quienes harán una protesta en el colegio para que los expulsen.

Por si no quedó claro, esto que estoy contando es de verdad. Pasó, y está pasando mejor dicho, en un colegio de Chaco. A medida que me informaba, se me vino a la mente La Jauría. Y a medida que recordaba la serie, también me aparecían flashes de todas las mujeres que recorrieron los portales de Internet siendo las víctimas de estas historias trágicas.

En Argentina, hace dos meses, seis tipos drogaron y violaron a una chica arriba de un auto a plena luz del día. Mientras unos la violentaban, otros ocultaban los gritos tocando la guitarra desde afuera, apoyados en las puertas del coche para que no se viera lo que pasaba.

En Colombia, hace poquito también, las alumnas de una secundaria se organizaron para frenar las clases, salir todas juntas al patio del colegio y exponer a un profesor que las acosa desde hace años.

En México, estudiantes de la Universidad Autónoma de Nuevo León, la más grande del norte del País, reclamaron que el protocolo contra la violencia machista no funciona y las deja en total desamparo frente a agresores, abusadores y pedófilos que dan clase.

En España, ocurrieron casos como el de “La Manada” y el de “Higui”, que recorrieron y conmocionaron el mundo.

En Ucrania, los soldados rusos violan a las mujeres que escapan de la guerra…

La Jauría no es una caricatura ni una exageración. No nace de una buena idea de un grupo de guionistas ni de la imaginación de sus directoras; La Jauría es una ficción que denuncia la realidad de las mujeres en cada rincón del mundo, demostrando que ninguna está a salvo de estas bestias.

Author Details
Lic. En Periodismo, apasionada por contar buenas historias. Seguime en las redes.

Deja un comentario

instagram default popup image round
Follow Me
502k 100k 3 month ago
Share