Análisis

Jada Pinkett Smith violentada una y otra vez

La violencia mediática hacia la actriz pareciera no tener límites.

El pasado 27 de marzo la 94º entrega de los premios Oscar se salió de control. A la mitad de la ceremonia desde el escenario Chris Rock se burló de la alopecia que padece Jada Pinkett-Smith: “Jada, no puedo esperar a GI Jane 2″, dijo el comediante haciendo referencia a la película “GI Jane” en la que la protagonista Demi Moore se rapó la cabeza para interpretar a Jordan O’Neil, la primera mujer en recibir entrenamiento de los Navy Seal.

Así comenzó el infierno para la actriz, directora y productora estadounidense. Su esposo, Will Smith, quien al principio se río del “chiste”, al notar su incomodidad, no tuvo mejor idea que levantarse de su asiento, subirse al escenario y pegarle una cachetada a Chris Rock, sorprendiendo a todos los presentes.

Inmediatamente la mayoría de los portales de noticias comenzaron con la espectacularización de los hechos. Mientras algunos felicitaban la “valentía” de Will Smith por “defender” a su esposa y se mostraban preocupados por la posibilidad de que el actor pierda el Oscar que obtuvo esa misma noche, otros indagaban malintencionadamente la vida privada de Jada Pinkett Smith.

Títulos como “La vida de Jada Pinkett Smith: vendió drogas, fue adicta a la pornografía y dejó el cine por la TV” se viralizaron a través de los buscadores y las redes sociales. Y, como si esto no fuera poco, también les pareció conveniente recordar la relación que tuvo la actriz con el rapero August Alsina, que los propios Smith contaron en su programa de televisión y aclararon más de una vez que son un matrimonio abierto.

Pero la violencia mediática hacia Jada Pinkett Smith no tiene límites, no cesa y no quiere cesar. Ahora los portales de noticias republican antiguas declaraciones que realizó la actriz, una de ellas es “Nunca quise casarme con Will Smith”. Y claro, el público ve ese título y si no lee la noticia completa probablemente nunca se entere de que son declaraciones sacadas de contexto y que en realidad lo que confesó la actriz es que su mamá la obligó a casarse con Will Smith cuando quedo embarazada de su primer hijo por miedo al que dirán.

Pareciera que nadie se pregunta cómo se siente Jada Pinkett Smith, quien ha sido violentada una y otra vez desde que Chris Rock se burló de la enfermedad autoinmune que padece delante de cientos de invitados y millones de espectadores. Los medios de comunicación en vez de plantear la Violencia Estética y Mediática hacia la actriz y la Masculinidad Tóxica que reprodujo Will Smith, publican noticias que la hacen ver como la villana de la historia que merece pasar por lo que esta pasando.

Author Details
¡Compartimos la misma pasión! Últimas novedades sobre películas, series y tus artistas favoritos.

Deja un comentario

instagram default popup image round
Follow Me
502k 100k 3 month ago
Share