Análisis

Cobra Kai IV: la magia del Karate, de generación en generación

Sentí que, una vez más, habían arruinado un clásico. Pero ahora estoy convencida de que no fue así.

Cuando era chica “Karate Kid” era de mis pelis favoritas y era también una pasión que compartía con mi tía, quien es un poco bastante más grande que yo. Me acuerdo que disfrutábamos un montón ver la uno y la dos juntas, nos llamábamos para avisarle a la otra cuando la estaban por pasar y si una tarde en la casa de los abuelos hacíamos zapping y aparecía, la dejábamos.

La tercera peli, para mi yo de cuatro o cinco años, era sublime. De verdad. Pero a mi tía mucho no le gustaba… Yo no entendía por qué y me enojaba. Pero los años pasaron, llegó la cuarta y me empecé a sentir un poquito como ella. La emoción, para mí, había pasado.

Ni hablar de la que hizo Jaden Smith. Ni la chance de verla le di. Ojo, no es una crítica. No puedo criticar algo que no vi, pero tampoco mirar algo que no me genera deseo. Porque creo que nada puede superar a esa trilogía que tanto me dio en mi infancia.

Cobra Kai temporada 4 netflix 2

La historia con Cobra Kai fue diferente. Yo crecí, Daniel creció, Jony también ¡Wow! Un torbellino de emociones. No fue una idea brillante, porque ya vimos casos similares con Gilmore Girls, Sex & The City y tantos otros clásicos, pero creo que sí fue la mejor lograda por cuestiones de reparto y producción que están a la vista.

Disfruté muchísimo este regreso, pero tarde o temprano, tantas temporadas se volvieron un embole. Me enojé bajo el fundamento de que “siempre, pero siempre tienen que estirar y arruinar” ¿La magia se había ido? ¡Y sí! Para mí sí.

El primer impacto de volver a ver a mis ídolos de chica en pantalla fue espectacular, sin embargo no perduró por cuestiones obvias. Mi tiempo ya había pasado, pero eso no quiere decir que otras generaciones no puedan seguir disfrutando de las guerras entre dojos.

Cobra Kai Temporada 4 Netflix 3

Hoy, con 25 años, puedo decir que entiendo lo que le pasó a mi tía… Su momento de disfrutar fue uno, el mío otro; su ídolo fue el Daniel de la primera y segunda parte, el mío estuvo más cerca de la tercera. Hoy, mi primo tiene como referente a Miguel.

Si me saco de la mente las películas, me olvido un poco de la nostalgia que me generaron las dos primeras temporadas y me concentro en lo que pasa en las que salieron después, estamos hablando de un ‘serión’ entretenido, dinámico y brillante ¿Por qué no debería continuar?

Cuando hice este click entendí que no le puedo pedir más nada a Cobra Kai. Me trajo una experiencia hermosa que jamás imaginé. Esa primera emoción para mi ya pasó y la historia sigue su rumbo… un nuevo rumbo. Con nuevos ídolos, con nuevas rivalidades y especialmente con un nuevo público, fanático a morir.

Author Details
Lic. En Periodismo, apasionada por contar buenas historias. Seguime en las redes.

Deja un comentario

instagram default popup image round
Follow Me
502k 100k 3 month ago
Share