Análisis

Cenicienta: había otra forma de contar la historia

Lejos de una “princesa del siglo XXI”, la película tiene todo lo que uno espera de un clásico de Disney, aunque esta vez demuestra que los sueños son reales y desconocen de celulares, jeans y autos de alta gama.

Cine, teatro, series, versión moderna del 2000 y más moderna, en 2010; cuentos, actos escolares y la lista puede seguir. La historia de la Cenicienta es de las más conocidas a nivel mundial y también de las más contadas en diferentes formatos.

Aunque podía variar su vestuario, su época e incluso su contexto, la historia siempre fue la misma: una huérfana con sueños rotos que necesitó de un hombre para ser rescatada de su calvario. Y si de ser mujer se trata, esa es la historia que nos vendieron como ideal a alcanzar desde que dijimos nuestra primera palabra. La Cenicienta de Camila Cabello no solo promete dos horas de diversión para grandes y chicos, sino también es un claro ejemplo de que la historia siempre pudo ser contada de otra manera.

Cenicienta Camila Cabello 2

El detalle de haber ambientado la película en su época original no solo le da esa calidad de live-action sino también la corre del cliché de “una cenicienta moderna” y marca que las mujeres decididas, empoderadas y con convicciones firmes existieron siempre.

Marie Gouze, Simone de Beauvoir y Sor Juana Inés de la Cruz, como tantas otras, existieron mucho antes que la Cenicienta; Frida Kahlo y Alfonsina Storni, bastante después de que el cuento se instalara en decenas de generaciones, pero recién en 2021 Disney se animó a contar la historia por fuera de su libreto. Quizás porque “el feminismo hoy si vende” o porque ya no se pudieron hacer más los tontos; no importa. De verdad no importa. Un logro más en la larga lucha de las mujeres llegó.

La vulnerabilidad de los hombres, otro mensaje nuevo en esta peli. Y no para hacer más fuertes a las mujeres, sino para visibilizar algo también necesario en estos tiempos: los hombres sienten y deciden con el corazón, y no siempre tienen ganas de seguir las presiones impuestas por los machos que los rodean.

Cenicienta Camila Cabello 3

Cenicienta es también una herramienta útil para construir la definición de ese feminismo que muestra, porque la historia ya no es lineal, ni para ellos ni para nosotras; el hombre no tiene que rescatar ni la mujer ser salvada, a menos que eso quieran.

Y justamente, de eso para mí, se trata el feminismo. En una época donde algunas personas creen tener un manual de cómo se debe comportar una mujer empoderada llega esta obra maestra que pone en pantalla a una infinidad de mujeres diferentes que poco a poco conquistan lo que quieren.

Algunas querrán ser el ‘objeto’ de un hombre poderoso, y con eso se sentirán completas y únicas; otras, como Cenicienta, que el mundo conozca su talento para diseñar vestidos; India querrá que su papá la vea tan capaz como su hermano para llevar con honor la Corona, o incluso más.

La reina Beatriz querrá, de una vez por todas, ponerle los puntos a su marido; vos, tal vez, quieras vestirte como se te antoja sin sentir presión social, recibirte o lograr el puesto laboral de tu vida. No sé que es lo que a vos te empodera, pero te puedo asegurar que va a ser diferente a lo mío y a lo de tus amigas, vecinas y conocidas. Pero eso no significa que esté mal porque no solo las mujeres somos únicas, los sueños y los deseos de cualquier persona lo son. Y ese es el mensaje más potente de esta película.

Author Details
Lic. En Periodismo, apasionada por contar buenas historias. Seguime en las redes.

Deja un comentario

instagram default popup image round
Follow Me
502k 100k 3 month ago
Share